Como Debe Quedar Una Camisa


Cómo debe quedar una camisa

La camisa es un elemento básico para el atuendo formal, ya sea para cualquier tipo de ocasión como para el trabajo. Es por esto que es importante saber cómo debe quedar. Aquí te ayudamos para que logres los mejores resultados:

Partes de la camisa

  • Cuello: Debe estar abotonado por debajo de la corbata, y debe quedar suelto y cómodo alrededor de la nuca.
  • Hombros: Deben estar en perfecta simetría y sin arrugas.
  • Mangas: Tienen que quedar ligeramente arrugadas en la muñeca (al doblar el brazo), pero sin llegar a abultar.
  • Bajo: La parte inferior de la camisa debe quedar completamente recogida dentro del cinturón o de una chaqueta.

Consejos para lograr una perfecta camisa

  • Antes de comprar, asegúrate de revisar el tamaño y la longitud de la camisa. Compra la que mejor se ajuste a tu complexión.
  • Mide la arruga desde los hombros hacia la parte delantera de la camisa para determinar la longitud correcta.
  • Presta especial atención a las costuras señaladas en la espalda y no subestimes la importancia de los botones.
  • No dejes de lavar y planchar tu camisa con regularidad para mantener la forma y el color inalterados.
  • Cambia la camisa luego de unas cuantas horas de uso para mantener abrigo y estilo.

Si sigues estos sencillos pasos, estarás seguro de obtener una perfecta camisa a la altura de tu estilo.

¿Cómo saber si una camisa es de mi talla?

Medir la circunferencia del cuello: la circunferencia del cuello es la parte más importante para medir la talla de la camisa. Para medir la circunferencia del cuello hace falta tomar una cinta métrica, gírarla alrededor del cuello e insertar un dedo en la parte en la que se cruzan las dos partes de la cinta métrica.

Como Debe Quedar Una Camisa

Pasos para una buena presentación

La presentación de una camisa guarda un protocolo que muchas veces no se lleva a cabo correctamente. La correcta forma de llevar una camisa puede marcar la diferencia entre un traje bien presentado o simplemente vestir una prenda sin tener en cuenta su correcto ajuste.

Consejos para una camisa bien vestida

  • Ajuste: La camisa debe quedar ajustada al cuerpo sin estar demasiado holgada ni ajustada, los botones deben quedar todos ajustados
  • Mangas correctamente abotonadas: El extremo de la manga debe quedar debajo de los huesos del codo al abotonar. Esto tendrá como resultado una manga cuadrada con respecto al brazo, además deben abotonarse todos los botones de la manga.
  • No demasiado holgada: No debe colgar ni estar completamente extendida. Lo ideal para mantener una apariencia formal es un espacio de ancho de dos dedos entre los pliegues del cuello.
  • Extremo de la manga: Los extremos de la manga no deben superar los límites de la mano al mover los brazos.
  • Largo de la camisa: La camisa debe extenderse hasta el extremo superior del cinturón para lograr un look clásico.

Siguiendo estos consejos, su apariencia podrá mejorarse de forma significativa, agregando detalles como correcto ajuste, botones abotonados y largo de manga correcto harán lucir la camisa aún mejor.

Cómo debe quedar una camisa

Si estás planeando usar una camisa para un evento importante, hay varios detalles que debes considerar para que luzca tu mejor versión. Aquí explicamos los construcción y ajustes principales para que tu camisa quede perfecta.

Consejos para una Camisa Bien Ajustada

  • Asegúrate que los hombros de la camisa cubran completamente los tuyos. Si la camisa es demasiada corta o muy ancha, el ajuste que veas en la tintorería no será suficiente. Si estás comprando una camisa nueva, asegúrate de que los hombros estén bien ajustados.
  • El largo de la camisa debe llegar justo a la cintura. Esto significa que la parte trasera de la camisa debe cubrir completamente el trasero. Si tu camisa es demasiado corta o larga, no quedará bien una vez que hayas puesto tu pantalón.
  • El cuerpo de la camisa debe ceñirse a tu torso. Debe abrazar los contornos de tu cuerpo, de forma que el ajuste se sienta suave, pero sin apretar demasiado. La camisa no debe tener arrugas ni arrugas excesivas en los costados.
  • Las mangas de la camisa deben caer directamente desde los codos sin moverse. Las mangas no deben cubrir completamente los pulgares y, al mismo tiempo, no deben quedar demasiado cortas. Si hay demasiado espacio, significa que la camisa no se ajusta bien en los hombros.
  • La abertura de la camisa entre el cuello y los hombros debe estar justa. No debe quedar demasiado libre, de modo que la camisa no se deslice hacia adelante cuando te muevas. Para el ajuste perfecto, el cuello debe ser visible desde la parte delantera sin ser demasiado grande o pequeño.

Siguiendo estos consejos, estarás listo para lucir como un verdadero caballero. Un ajuste perfecto en la camisa es un reflejo de tu elegancia y estilo, por lo que es importante que pienses en ello cuando elijas tu camisa.