Como Germinar Tomate


Cómo Germinar Tomate

Los tomates son una hortaliza versátil que proporcionan excelentes beneficios nutricionales. Si bien,
estos típicamente se compran ya maduros para comer, también se pueden germinar en cualquier
lugar para cultivar una planta de tomate. Si desea conocer el proceso de germinación, siga estos
pasos para comenzar.

Paso 1: Preparación

Para germinar correctamente un tomate necesitarás:

  • Un recipiente de germinación – Un recipiente para germinar con orificios para
    drenar lo suficientemente grande como para contener la cantidad de semillas que estás
    germinando.
  • Semillas de Tomate – Puede comprar semillas de tomate en la mayoría de las
    tiendas locales de jardinería,o compre en línea una variedad de tomate de su elección.
  • Tierra o Mezcla de Semillas – Una mezcla para macetas o una mezcla para
    semillas trabajará bien para semillas de tomate.Asegúrese de que la mezcla sea ligera y
    nutritiva para ayudar a sus plantas de tomate a crecer y prosperar.
  • Cubierta con Punta Aislante – Para acelerar el proceso de germinación,
    compre una tapa para estufa con puntas aislantes para cubrir su recipiente de macetas.

Paso 2: Siembra

Después de preparar el contenedor de germinación con una mezcla nutritiva de sustrato de su
elección, es hora de sembrar las semillas. Simplemente coloque 8-10 semillas en una profundidad
de ¼ – ½ pulgada en un patrón disperso en la mezcla nutricional. Uno a la vez. Esto ayudará a
asegurar que las plántulas tendrán suficiente espacio para desarrollarse más tarde.

Paso 3: Cuidar

Después de haber plantado las semillas de tomate, es importante mantenerlas regadas para
fomentar la germinación. Si bien muchas personas usan aspersores con gas para regar, cuando
germine los tomates, el mejor método es regar con un regador en lugar de pulverizar el líquido.
Esto se debe a que el riego por aspersión en realidad puede disolver las semillas antes que
lleguen a germinar.

También asegúrese de mantener la temperatura de la tierra entre 18-22°C (64-72°F). Esto
garantizará una germinación óptima. El aire también debe estar en un rango de 10-13°C (50-55°F)
para minimizar la desecación del sustrato. Para preservar la temperatura y la humedad óptimas,
asegúrese de presionar la tapa con puntas aislantes sobre la caja de germinación para crear un
hábitat libre de enfermedades.

Conclusion

Germinar tomates desde cero es un proceso relativamente simple para aquellos que deseen
iniciarse en la creación de huertos. Basta con seguir estos pasos para tener una productiva
planta de tomate y disfrutar de sus sabrosos productos.

Cómo germinar tomate

El tomate es una de las frutas más populares que se encuentran en todos los hogares; cada temporada cada familia cosecha sus propios tomates para alimentarse durante todo el año. ¿Pero sabías que puedes germinar tomates desde casa? Sigue estos pasos y comienza tu propia cosecha de tomates.

Pasos para germinar tomates

  • Recoge los tomates que deseas sembrar. Se recomienda escoger frutos frescos; los usados para cocinar no funcionaron.
  • Asegurarse de limpiar la semilla de los residuos de la pulpa del tomate para que no se marchiten al sembrar.
  • Introduce los granos de tomate en una taza de agua para que se remojen durante la noche.
  • Al siguiente día, llena una maceta con tierra y coloca los granos de tomates en varios orificios hechos en la tierra.
  • Cubre las semillas con tierra para que no se sequen.
  • Coloca la planta bajo los rayos del sol durante dos horas al día.
  • Riega con una regadera una vez a la semana y empieza a ver tus tomates germinar.

Consejos

  • No desechar la primera cosecha de tomate. Estas semillas tendrán más nutrientes para germinar en la siguiente recolección.
  • Usa una maceta profunda para que tienen suficiente cantidad de agua y tierra.
  • Mantén un contenedor con compost para ayudar con los nutrientes de la tierra.

Si tienes espacio al aire libre, intenta colocar tus tomates en el suelo para que sean mucho más productivos.
Procura mantener un buen grado de humedad en la tierra para que los tomates tengan suficiente contenido de agua.
La temperatura debe estar en un rango de 10-13°C (50-55°F) para obtener los mejores resultados.
Utiliza una tapa con aislantes para mantener un hábitat correcto libre de enfermedades.