Como Hacer Botella De La Calma


Cómo Hacer Botellas de la Calma

¿Estás buscando algo para calmarse en momentos de ansiedad? ¿Quizás una botella de la calma? Estos sencillos objetos pueden traer mucha calma al usuario. Estas fáciles botellas se pueden hacer en casa con algunos materiales simples, ¡sigue leyendo para aprender cómo hacerlas!

Materiales necesarios

  • Un frasco de vidrio con tapa
  • Bling, botones, conchas, cuentas, piedras decorativas y cualquier otro elemento decorativo que se quiera usar
  • Pegamento
  • Aceite esencial con la fragancia deseada
  • Arena
  • Papel de seda

Instrucciones para Hacer la Botella de la Calma

  • Limpia de toda la suciedad la botella de vidrio
  • Pega los elementos decorativos que desees usar como tapa en el frasco
  • Combina los aceites esenciales que elegiste con 20 gotas de aceite en una pequeña botella de vidrio e mezcla bien
  • Agrega 3 cucharadas pequeñas de arena al frasco y luego agrega la mezcla de aceite
  • Cierra el frasco con tapa y decora con papel de seda.

¡Ya está lista tu propia botella de la calma! Es hora de sentir el efecto calmante de tu nuevo objeto. Agita constantemente el frasco para mezclar el aceite y la arena, y cuando necesitas calmarse, sostén el frasco y empieza a respirar profundamente para sentir el efecto relajante de la botella.

¿Qué se necesita para hacer una botella de la calma?

Cómo enseñar yoga con las manos a los niños para relajarse Vierte agua templada o caliente en el bote de cristal, Ahora, echa dos cucharadas soperas de pegamento con purpurina y remueve bien, Llega el turno de la purpurina, Añade una gota de colorante alimentario del color que más le guste a tu hijo y vuelve a remover hasta que esté mezclado uniformemente con el pegamento. Coloca la mezcla en la botella.

Ahora, es el momento de enseñar a tu hijo los beneficios del yoga con las manos para relajarse. Pídele que se siente cómodamente en el suelo. Pídele que mire sus manos y pregúntale alguna pregunta relajante, como por ejemplo «¿Qué ve en tus manos?». Haz que tu hijo respire profundamente varias veces. Después, a partir de la documentación de yoga para niños, explica a tu hijo cada paso del yoga con las manos para relajarse. Una vez que tu hijo haya aprendido el ejercicio, enciende una vela y colócala junto a la botella para crear un ambiente relajado. Pídale a tu hijo que sostenga la botella con la mano derecha sobre su ojo cerrado. Haz que tu hijo se enfoque en la respiración y escucha el cuentito de la calma o una canción relajante para que tu hijo se tranquilice. Cuando termine, pídele que abra los ojos para comprobar cómo ha cambiado la decoración con la botella cambiada.

¿Cómo hacer una botella sensorial fácil?

Instrucciones: Vertemos el pegamento escolar transparente, Añadimos agua caliente hasta la mitad de la botella y mezclar con la ayuda de una pajita, Agregamos purpurina plateada y confeti al gusto, además de las fichas de dominó, Completamos con agua hasta llenar la botella y tapamos herméticamente con la tapa. Por último agitamos suavemente para mezclar los materiales. ¡Y ya tendríamos lista nuestra botella sensorial!

¿Cómo hacer una botella de la calma con aceite?

Instrucciones de preparación: Rellenar la mitad de la botella o frasco de agua, Añadir unas gotas de colorante alimenticio líquido y mezclar, Mezclar el aceite de bebé con el colorante liposoluble, Incorporar el aceite coloreado al frasco que contiene el agua coloreada, Cerrar el tarro, Agítalo, y observa lo que ocurre , cuando el agua y el aceite se juntan, Nota: Si quieres también puedes colocar algunas gotas de aceites esenciales para darle un aroma, y así conseguir una botella de la calma.

Cómo hacer botella de la calma

La botella de la calma es una herramienta sencilla pero eficaz para ayudar a los niños y adultos a afrontar su ansiedad y el estrés. Esta botella es excelente para utilizarla en momentos difíciles para conseguir calmar la situación, aunque también puede ser una actividad divertida para realizar juntos. ¡Sigue leyendo para saber cómo hacer tu propia botella de la calma!

Lista de materiales:

  • Botella de vidrio con tapa
  • Aceite esencial
  • Elementos decorativos (arena, piedras, pétalos, etc.)
  • Agua de mar (opcional)

Instrucciones:

  • Llena la mitad de la botella con el elemento/elementos decorativo/s puede ser arena, piedras, pétalos secos… elige aquellos con los que te sientas relajado. Puedes agregar agua de mar para aportar un toque extra con las ondas sonoras.
  • Agrega 1-2 gotas de aceite esencial elige tu aroma favorito para hacer de tu botella de la calma un regalo personal. Algunas buenas opciones son: sándalo, lavanda, cítricos, etc.
  • Rellena el resto de la botella con agua destilada. Este paso es importante para evitar la oxidación de la botella. También asegúrate de llenarla solo hasta 2/3 para evitar que se salga.
  • Cierra la botella y sácale partido ofreciendo esta herramienta a niños y adultos que sufran de estrés o ansiedad. Di una vuelta a la botella para mezclar los ingredientes asegurando que el aceite esencial se reparta por los elementos de la botella.

¡Listo! Ya tienes tu propia botella de la calma. Ahora pídesela a tus seres queridos cada vez que sientan estrés y ansiedad. Puede ser un producto perfecto para usar a diario y conseguir un estado de relajación.