Como Lavar Alfombras Peludas


Cómo Lavar Alfombras Peludas

Paso 1: Quitar el Polvo y la Suciedad Superficial

  • Sacude la alfombra al aire libre. Esto ayudará a eliminar partículas y pelos muertos de la superficie.
  • Utiliza una aspiradora. Esto le ayudará a eliminar la suciedad y el polvo adicionales que queden.

Paso 2: Pre-tratar las manchas

  • Mezcla un detergente suave en un contenedor con agua tibia.
  • Aplica una pequeña cantidad de la mezcla en cualquier mancha con un cepillo de cerdas suaves.
  • Enjuaga con un paño húmedo y sécalo con una toalla limpia.

Paso 3: Enjuágala con Agua y Detergente

  • Aplica una pequeña cantidad de detergente para lavar la alfombra con un cepillo de cerdas suaves en un pequeño movimiento circular.
  • Enjuaga con un paño mojado en agua limpia. Seguir el mismo movimiento con el que aplicaste el detergente.
  • Retira el agua de la alfombra. Para esto puedes utilizar una aspiradora especial para alfombras.

Paso 4: Secar y Desechar el Exceso de Humedad

  • Usa una toalla o un paño limpio para absorber algunos de los líquidos existentes en la alfombra.
  • Deja que seque al aire libre. Y por último, permite que se seque la alfombra al aire libre para que quede completamente seca antes de usarla.

¿Cómo limpiar alfombras peludas sin aspiradora?

Las alfombras de pelo largo también se pueden limpiar con agua, de forma que se eliminen todas las manchas: Primero es necesario barrerla y colgarla para, después de que airee un par de horas, sumergirla en agua tibia. Eso sí, debemos evitar empaparla en exceso ya que la humedad podría acumularse entre las fibras. Hay que usar una esponja o trapo para fregar bien el lugar donde hay suciedad y, con cuidado de no excederse con el resto de la alfombra, aclarar. Para terminar, es conveniente dejarla secar a temperatura también templada para que así el pelo consiga recuperar su forma original.

¿Cómo lavar una alfombra peluda blanca?

Limpieza en seco Quita el polvo y los restos, Espolvorea un poco de bicarbonato por la alfombra y déjalo durante varias horas, Retira el bicarbonato de sodio con un cepillo suave; con esto eliminarás los ácaros, los malos olores y otra suciedad, como los restos de sustancias grasas . Aspira la alfombra con la potencia mínima varias veces, con la potencia máxima sólo cuando estés aspirando las áreas más críticas. Si necesitas limpiar la alfombra con agua, utiliza una esponja blanda y remoja en agua tibia con una pequeña cantidad de detergente suave, luego retira cualquier exceso de agua con un paño absorbente. Seca tu alfombra al sol, si es posible. Si no, usa un ventilador.

¿Cómo lavar alfombras manualmente?

El mejor modo de lavar una alfombra es sumergirla al completo en el agua templada jabonosa que hemos preparado y, con las manos, ir poco a poco subiendo y bajando el tejido. Haciendo que el agua penetre en la alfombra sin brusquedad. Luego, con el uso de una esponja suave, debemos tirar hacia abajo guiando la esponja por toda la superficie. No hace falta frotar ya que podríamos dañar el textil. Secaremos la alfombra inmediatamente con una toalla enrollada para quitar el exceso de agua. Después aclararemos con agua limpia. Finalmente, la pondremos a secar al aire libre. No es recomendable el uso de artilugios como la lavadora si somos nosotros los que nos queremos encargar del cuidado manual de la alfombra.

¿Cómo se lava una alfombra peluda?

Con el pelo de la alfombra ya mojado, vierte un poco de jabón suave y un poco de amoniaco. Con un cepillo de cerdas suaves, frota y verás que sale espuma. Sigue frotando suavemente para limpiar toda la superficie de la alfombra. Asegúrate siempre de evaluar el área primero para detectar manchas y tratarlas si es necesario. Luego aclara la alfombra con abundante agua. Utiliza una aspiradora para eliminar el agua con mayor rapidez. Por último, deja que la alfombra se seque completamente antes de salir del área.

Cómo Lavar Alfombras Peludas

1. Vaciar y aspirar la alfombra

Lo primero que hay que hacer antes de lavar la alfombra es pasar la aspiradora con una boquilla adecuada para asegurarse de que sacar toda su suciedad. Además, se debe de prestar especial atención a los bordes de la alfombra, así como a cualquier zona con manchas.

2. Verificar el fabricante

Es importante verificar con el fabricante para saber cómo lavar específicamente esta alfombra. Si es una alfombra con materiales delicados, se debe de tener especial cuidado al lavarla.

3. Agua tibia y suavizante

Cuando se lave, hay que usar agua tibia y detergente o suavizante con la cantidad recomendada y mezclarlos bien hasta obtener la consistencia deseada.

4. Lavar con esponja

Utilizar una esponja suave para limpiar con movimientos circulares para que llegue bien a las profundidades de la alfombra. Repetir con abundante agua para asegurarse de que los residuos de gel se hayan eliminado completamente.

5. Secar

  • Aire: Hay que dejarla secar al aire y moverla para que se termine de secar uniformemente.
  • Aire caliente: Utilizar un ventilador de aire caliente para secar en profundidad la alfombra. Es importante verificar que no esté muy cerca de la alfombra, ya que esto puede lastimarla.

6. Limpiar los residuos

Por último, hay que pasar la aspiradora una vez más para quitarlos últimos restos de pelusas.