Como Le Corto Las Uñas a Mi Perro


Cortarle las Uñas a tu Perro

Cortar las uñas de tu Perro es una gran responsabilidad. Aunque hay profesionales que se encargan de estas labores, será necesario que en algún momento también tú lo hagas. Para ello el primer paso consiste en adquirir lo necesario para ello. Para cortarle las uñas a tu perro necesitarás unas tijeras específicas para esta labor. Estas tijeras son diferentes a las tijeras comunes, ya que las puntas son redondeadas para evitar dañar los tejidos y nervios que se asoman en la uña.

Prepara el Área de Trabajo

Es importante tener todo preparado antes de iniciar. Deja los materiales que vayas a usar cerca del área donde lo vas a hacer y prepárate para tu actividad. Recuerda que la descripción y el cuidado es importante al momento de realizar la tarea.

Cepillado

Luego de tener preparado el área de trabajo, lo siguiente es proceder a cepillar a tu mascota para eliminar cualquier residuo que pueda interferir en el corte. Usa un cepillo adecuado dependiendo del tipo de pelaje que tu perro tenga.

Cortado de las Uñas

Ya que está preparado y su pelaje se ha cepillado, es momento de proceder con el corte de sus uñas. Usa los materiales adecuados y sigue los pasos que ofrecemos a continuación:

  1. Localiza la uña.
  2. Corta la uña con las tijeras específicas para la tarea.
  3. Recorta siempre la uña. No la apretes demasiado.
  4. Si vez alguna venita, deja de cortar inmediatamente.
  5. Limpia la zona previo al frenado.

Conclusion

Aunque en ocasiones resulta desafiante, el corte de las uñas a tu perro es una tarea obligatoria. Si tu perro está nervioso, guíalo con cariño y explícale que estás trayendo bienestar a su vida. Recuerda tener paciencia ya que si lo haces correctamente conseguirás que sea una tarea que el y tú disfruten.

¿Cómo se debe cortar las uñas a los perros?

Siéntate en el suelo para no torcerle demasiado las patas. Levántale una pata y mírale debajo de la uña para verle la carne. Coloca el cortaúñas en el borde de la uña si no le ves la carne. Sostén el cortaúñas en un ángulo de 45 grados. Corta con cuidado y con un movimiento seguro. Corta en tiras muy delgadas, siempre hacia abajo. Si cortas un vaso sanguíneo, coloca una compresa limpia con agua para detener el flujo sanguíneo. Si es necesario, consulta a tu veterinario para evitar problemas.

¿Cómo cortar las uñas a un perro sin lastimarlo?

Pasos para cortar las uñas a un perro Ponte cómodo con tu mascota, Asegura a tu mascota, Sostén la pata de forma segura y firme manteniendo los dedos extendidos, Ubica el cortaúñas cuidadosamente, Si tu perro tiene espolones, que son los primeros dedos, unos que se esconden un poco atrás, también debes cortarlo , Identifica la área donde necesitas cortar, Esta es la parte blanca de la uña. El objetivo es mantener la uña a ras con el suelo y, si la extralimitas, podrás causar dolor a tu perro, Quita la punta de la uña al ras con la almohadilla, si sobran bordes afilados, sigue recortándolos, Luego, puedes usar una lima para los bordes, para darles un acabado más suave, Al final, lima las almohadillas para deshacer los nuevos bordes, Si hay mucho sangrado, puedes usar un compresor con yodo.

¿Qué pasa si le corto las uñas a mi perro?

La longitud de las uñas es clave para la salud de nuestro perro. Así, un perro que no desgasta de forma natural sus uñas y no tiene a nadie que se preocupe de cortárselas puede llegar a sufrir graves problemas posturales, por no hablar de infecciones y heridas graves. Por tanto, es importante mantener el largo de las uñas de nuestro perro controlado, evitando que sus patas entren en contacto con el suelo. Esto se puede conseguir cortando las uñas con una tijera o una clipper específica. Si no sabes cómo y no tienes un experto con el que pedir ayuda, es mejor que acudas a una peluquería canina o un veterinario para que te oriente y te ayude a hacerlo correctamente.

¿Qué pasa si un perro tiene las uñas largas?

Las uñas demasiado largas se pueden romper y sangrar mucho mientras el perro juega. Si tu perro lleva las uñas demasiado largas y se le enganchan en algún objeto, podría incluso arrancarse la uña del todo. También podría hacerse heridas profundas, por ejemplo, al rascarse el cuello. Una vez que tus uñas se hayan vuelto demasiado largas, es recomendable que acudas a un veterinario para que le corten correctamente. Además, las uñas demasiado largas también impactan en la postura. Las patas del perro se extienden hacia delante, creando un gran problema postural. Por tanto, debe mantener el largo de sus uñas controlado.