Como Limpiar La Arena De Los Gatos


Consejos Para Limpiar La Arena De Los Gatos

Herramientas que necesitas:

  • Balde
  • Escoba y recogedor
  • Sacudidor de alfombras
  • Aspiradora
  • Limpiador de alfombras

Pasos Para Limpiar La Arena De Los Gatos:

  • Usa el escobón y el recogedor para recoger todo lo que tenga tu gato dentro de la jaula. Esto incluye comida, agua y arena cocida.
  • Utiliza el sacudidor de alfombras para quitar los restos de comida y otros desechos. Esto permitirá que la limpieza sea más efectiva.
  • Ahora, debes aspirar la jaula para quitar los polvos, pelos y otros desechos. Esto ayudará a eliminar los olores.
  • Lava la arena de los gatos con agua caliente y un limpiador de alfombras. Asegúrate de remover cualquier residuo con un cepillo.
  • Deja airear la arena de los gatos durante un par de horas para que se seque completamente.

Consejos Adicionales:

  • Cambia la arena de los gatos al menos dos veces al mes para mantenerla limpia.
  • Usa un filtro de aire para ayudar a eliminar los olores y mejorar la calidad del aire dentro de la jaula.
  • Usa guantes de goma al manipular la jaula y la arena de los gatos para evitar la propagación de bacterias.

¿Qué pasa si no limpió la arena del gato?

Los gatos esconden sus heces y su orina dentro de la arena como mecanismo de defensa, así esconde su olor de posibles atacantes. Así que si su arenero está sucio no lo usarán más y comenzarán a defecar y orinar por toda tu casa. Además traerás problemas de salud a tu gato y a tu casa.

Es importante asegurarse de que la arena del gato se limpia de manera regular para mantener un entorno seguro y saludable para el gato y evitar cualquier problema de salud.

¿Cómo se debe limpiar la arena del gato?

Tira la tierra dentro de una bolsa hermética, si hay arena pegada a la caja, usa un papel o una pala para que todo se desprenda. Una vez hayas quitado todos los restos de arena, pon la bandeja en remojo con agua caliente y un jabón suave, deja que esté un buen rato así para que se limpie en profundidad. Después cuando hayas terminado, enjuaga bien con agua clara para asegurarte que todos los restos de jabón se hayan ido. Cuando todo esté limpio, deja que se seque con un paño de microfibra para asegurarte de que no queden restos de humedad. Finalmente, ponte unos guantes y vuelve a llenar la bandeja con nueva arena.

¿Qué hacer con la arena sucia del gato?

La arena de gato no es, a priori, reciclable. Por lo tanto, se debe separar de las heces del animal, colocar la arena sobrante en una bolsa cerrada y tirarla al contenedor gris (el de restos).

¿Cómo limpiar la arena de los gatos?

Limpiar la arena de los gatos es una tarea esencial para los dueños de gatos para mantener la salud de sus mascotas. Esta tarea, sin embargo, no es tan fácil como parece ya que algunos gatos son más limpios que otros. La buena noticia es que hay algunos pasos sencillos que puedes seguir para asegurar que tu gato esté recibiendo la arena suficientemente limpia y libre de olores.

Casa a diario

Lo primero y más importante que tienes que hacer es limpiar la arena para gatos y la bandeja para gatos a diario. Esto ayudará a prevenir que se acumule la suciedad en el fondo de la bandeja y evita los malos olores. Los guantes de látex pueden ser útiles para limpiar la bandeja para gatos porque son suaves pero fuertes y resistentes al deslizamiento.

Limpieza Semanal

Una vez a la semana, debes drenar y limpiar la bandeja del gato con agua y un poco de jabón. Asegúrate de que todos los restos y la suciedad queden separados del resto de la arena. Después de limpiar la bandeja, debes rellenarla con una nueva arena para gatos. Esto garantizará que siempre tengas arena limpia para tu gato.

Recambio de Arena

Otra cosa importante que debes hacer para limpiar la arena de tu gato es cambiarla por completo por lo menos una vez al mes. Esto eliminará cualquier suciedad que había quedado en el fondo de la bandeja e incluirá arena nueva con un aroma limpio y fresco.

Consejos Extras

  • No compres una arena con olor. Si usas arena con olor, los olores se acumularán con el tiempo y harán que la bandeja para gatos huela mal. Intenta conseguir una arena sin olor u otra con un olor débil para mantener la bandeja de tu gato fresca.
  • Pon una capa de arena para gatos fresca encima de la arena vieja. Esto ayudará a sellar la suciedad en la parte inferior de la bandeja, evitando que se acumule en la parte superior con el uso.
  • Mantén la bandeja para gatos alejada del calor. Si la bandeja está en un lugar demasiado cálido, esto acelerará el proceso de degradación de la arena, lo que hará que tenga un olor desagradable.

Si sigues estos sencillos pasos, pronto verás resultados y tu gato disfrutará de la arena siempre limpia y sin malos olores.