Como Limpiar La Campana De La Cocina

Cómo limpiar la campana de la cocina

Limpiar la campana de la cocina es necesario para mantener un ambiente saludable en su cocina. La grasa se acumula en la campana de la cocina, afectando el rendimiento y durabilidad de su campana. Si no se limpió de manera regular, la grasa se acumula en la superficie y se queda atrapada dentro de los filtros. A continuación se presentan algunas técnicas para limpiar la campana de la cocina.

1. Limpieza externa de la campana de la cocina

  • Restos de comida:Use un detergente suave y agua tibia para limpiar los restos de comida y la grasa sobre la campana. Asegúrese de enjuagar la campana con agua limpia luego de la limpieza.
  • Conejillos de Indias: Utilice la aspiradora de mano para eliminar el polvo y los conejillos de Indias de la campana. También puede usar un paño suave humedecido para limpiar los paneles laterales.
  • Acero inoxidable: para limpiar el acero inoxidable, use un paño suave con un limpiador suave. Aplique con movimientos circulares, limpie y enjuague con un paño limpio.

2. Limpieza interna de la campana de la cocina

Es importante seguir los pasos de limpieza recomendados por el fabricante, ya que hay que tener mucho cuidado para no dañar los componentes internos de la campana al limpiarla. Algunas cosas que debe tener en cuenta al limpiar la campana de la cocina incluyen:

  • Filtros: los filtros internos de la campana de la cocina deben limpiarse con regularidad para eliminar la grasa y los restos de comida. Se recomienda lavarlos en un recipiente con agua caliente y detergente.
  • Cajones: los restos de comida y la suciedad se acumulan fácilmente en los cajones. Para limpiar estos componentes, quite los cajones y límpielos con agua y detergente suave o con un producto de limpieza especialmente diseñado para limpiar cajones. Luego asegúrese de siempre enjuagar con un paño limpio.
  • Interiores: limpie el interior de la campana de la cocina con un trapo húmedo y suave. Esto permitirá eliminar la acumulación de grasa y mantener el rendimiento de la campana de la cocina.

Siguiendo estos pasos simples, puedes mantener tu campana de la cocina limpia y funcionando bien. Siempre verifique la información del fabricante con respecto a la limpieza al usar cualquier producto químico para limpiar la campana.

¿Cómo quitar la grasa de la campana de cocina?

Mezcla bastante bicarbonato con un poco de agua y, con la ayuda de un cepillo, frota en la parte dónde la grasa esté más incrustada (si lo necesitas). Pasa una bayeta húmeda con agua o vinagre blanco y ¡voilà! Disfruta de una campana reluciente.

Cómo Limpiar La Campana de la Cocina

Paso 1: Limpiar los Filtros

  • Retire los filtros, usando un par de guantes.
  • Ve al fregadero y enjuágalos con agua caliente. Si tienes jabón, mejor.
  • Frotalos con un cepillo de cerdas suaves para remover la suciedad.
  • Enjuágalo bien para asegurarse de que no quede residuo.
  • Deja que se sequen al aire libre.

Paso 2: Limpiar la Campana

  • Use un limpiador de superficies para limpiar la campana. ¡No utilices productos abrasivos!
  • Tomate tu tiempo para limpiar todas las superficies de la campana.
  • Usa una muselina húmeda para remover la suciedad en los pequeños espacios.
  • Asegúrate de que esté bien seca.

Paso 3: Reemplazar los Filtros

  • Vuelve a colocar los filtros dentro de la campana.
  • Asegúrate de que estén bien sujetos.
  • Si tienes una campana con filtros desmontables, colócalos de nuevo.

Paso 4: Disfruta de tu Campana Limpia

¡Ahora tu campana está limpia como una patena! ¡Disfrútala al máximo!

¿Cómo se limpiar las rejillas de la campana extractora?

Como limpiar los filtros del extractor de humo de la cocina – YouTube

1. Desenchufa la campana extractora de la fuente de alimentación antes de comenzar.
2. Retira los filtros desmontables de la campana extractora.
3. Limpia los filtros con el cepillo de una fregona húmeda.
4. Llena un balde con agua y jabón suave. Sumerge los filtros en el agua y déjalos remojar durante unos minutos.
5. Escurre el agua y aclara los filtros con agua limpia.
6. Frótalos suavemente con un trapo limpio para eliminar la suciedad acumulada.
7. Pon los filtros a secar completamente antes de volver a su lugar en la campana extractora.