Como Limpiar Un Ventilador Sin Abrirlo

Cómo Limpiar un Ventilador Sin Abrirlo

Los ventiladores son dispositivos electrónicos muy útiles para mantenerse fresco en climas cálidos. En verano, cuando se usan mucho, se acumulan polvo y desechos en las palas del ventilador.

En este artículo te explicaremos cómo limpiar un ventilador sin necesidad de abrirlo para mantenerlo funcionando con la mejor eficiencia. Estos son los pasos a seguir:

Materiales Necesarios

  • Un destornillador o una pinza
  • Guantes de limpieza
  • Una toalla de papel
  • Paños húmedos
  • Polvo aspirador

Pasos a Seguir

  1. Apaga el ventilador antes de comenzar la limpieza.
  2. Retira la carcasa con un destornillador o una pinza con cuidado para retirar los tornillos.
  3. Accede al interior del ventilador. Usa una toalla de papel para limpiar el polvo acumulado.
  4. Usa un paño húmedo para limpiar el exterior con cuidado.
  5. Usa un aspirador para quitar el polvo de la maquina.
  6. Espera a que el ventilador esté completamente seco y monta la carcasa con cuidado.
  7. Enciende el ventilador para comprobar que funcione correctamente.

Asegúrate de seguir los pasos anteriores con cuidado. Si tiene alguna duda, consulta con un profesional para que te ayude con la limpieza de tu ventilador.

¿Qué pasa cuando un ventilador está sucio?

Además, un ventilador sucio es sinónimo de proliferación de ácaros y bacterias que son nocivas para la salud. Incluso, si no procedemos a realizar una buena limpieza se podrían esparcir aún más por el espacio.

Limpie el ventilador regularmente para prevenir la acumulación de polvo y suciedad, ya que eso podría dañar la posición de sus aspas. Así mismo, la suciedad que se acumula en el ventilador interrumpe el flujo de aire, limitando el rendimiento del motor y consequentemente el de la unidad de refrigeración o aire acondicionado. Esto significa un alto consumo de energía para esforzarse por sacar el mismo nivel de aire que antes.

¿Qué pasa si no limpió el ventilador?

De acuerdo con muchos estudios, en presencia de depósitos de polvo, el rendimiento del ventilador puede verse reducido hasta en un 30%. En otras palabras, si un ventilador puede alcanzar normalmente 40.000 m3 /h, sólo puede llegar a 28.000 m3/h cuando no se lo limpia correctamente. Esto significa que la sala no se refrescará adecuadamente, y que las temperaturas pueden aumentar y exceder los niveles estables. Asimismo, el exceso de polvo puede obstruir los filtros, lo que resultará en una menor eficiencia a la hora de filtrar el aire y en aumentar los costos de funcionamiento.

¿Cómo se limpian las aspas de un ventilador?

Coloca una escalera debajo del ventilador, en un lado donde puedas accesar a las aspas con facilidad. Luego vierte un poco de limpiador multisuperficies sobre un paño o trapo limpio. Limpia las aspas con el paño por ambos lados. Usa un trapo seco para retirar el exceso de limpiador. Si es necesario, puedes usar un cepillo de cerdas suaves para limpiar el polvo incrustado. Si es un ventilador de techo con cinta eléctrica, antes de nada desconecta el ventilador de la corriente eléctrica.

¿Cómo limpiar el polvo de los ventiladores?

Utiliza un paño humedecido en agua con jabón neutro o detergente y limpia las hélices y la rejilla. En el motor y en la base puedes usar un cepillo suave. Sécalo todo con un paño. Durante el proceso, desenchufe el ventilador. El sistema de ventilación de la unidad de aire acondicionado (vents) suele ser una fuente potencial de alergias, infecciones y enfermedades. Por ello, recomendamos a los usuarios que limpien y mantengan una correcta higiene para evitar problemas por el acumulamiento de polvo y suciedad.

Cómo Limpiar un Ventilador sin Abrirlo ¡de Manera Eficaz!

Limpiar un ventilador sin abrirlo puede parecer complicado o una tarea interesante, pero los resultados correctos se obtienen cuando se sigue una rutina de limpieza. Si dejamos de lado esto, el resultado obtenido puede afectar el rendimiento del ventilador, con un posible desgaste del motor y, en ciertos casos, incluso un fuego.

Pasos para Limpiar un Ventilador sin Abrirlo

Siguiendo los siguientes pasos de limpieza, el ventilador se mantendrá libre de polvo y funcionará al 100%.

  • 1. Apagar el ventilador: Primero apagar el ventilador para poder limpiarlo.
  • 2. Limpieza con Aspirador: Usar un aspirador para eliminar el polvo acumulado en el ventilador y su entorno.
  • 3. Limpieza con una Gamuza: Usar una gamuza limpia para retirar el polvo de la superficie del ventilador.
  • 4. Limpieza con un Trapo: Humedecer un trapo ligeramente para desprender restos de barro y suciedad.
  • 5. Enjuagar con Agua: Enjuagar el ventilador con abundante agua desde la dirección de entrada de aire del ventilador.
  • 6. Secar con un Trapo: Usar un trapo para absorber la humedad restante.
  • 7. Empezar a funcionar: Finalmente, encender el ventilador para que funcione de manera correcta.

Precauciones al Limpiar un Ventilador sin Abrirlo

  • No utilizar productos químicos: Es importante no usar productos químicos ni líquidos fuertes para limpiarlos, ya que podrían dañar los componentes electrónicos.
  • No afectar la dirección de entrada de aire: No colocar objetos cerca del ventilador que impidan la correcta entrada de aire.
  • No dañar las alas del ventilador: Tratar de no dañar las alas del ventilador, ya que su rendimiento también se ve afectado.