Como No Sentir Hambre


Cómo no sentir hambre

Cuando el hambre comienza a golpearnos, se vuelve una sensación mucho más difícil de superar. A veces nos sentimos como si no pudiéramos resistir la necesidad de comer algo. Pero hay algunas cosas que podemos hacer para evitar sentirnos hambrientos.

1. Bebe mucha agua.

El agua hace maravillas para calmar el apetito. Intenta mantenerte hidratado a lo largo del día para limitar las ganas de comer. Muchas veces el hambre es en realidad el cuerpo pidiendo una buena hidratación.

2. Come sano.

La forma más efectiva de prevenir el hambre es comer alimentos bajos en calorías pero altos en nutrición. Los alimentos altos en proteínas, fibra y nutrientes van a saciar el hambre durante un período de tiempo mucho más largo. Algunos buenos alimentos para comer son los siguientes:

  • Granos enteros
  • Vegetales crudos
  • Legumbres
  • Nueces y semillas
  • Pescado o carne magra

3. Reduce el estrés.

A veces el hambre es el resultado de estar estresado. Trata de reducir los niveles de estrés practicando actividades relajantes como yoga, ejercicio suave, respiración profunda, meditación y masajes. Al reducir el estrés es mucho más fácil controlar el hambre.

4. Cura tu ansiedad.

Al igual que el estrés, la ansiedad puede desencadenar el hambre. Si sientes que comes por ansiedad, trata de hablar con un profesional para que te guié sobre cómo controlar los sentimientos. Esto puede hacer una gran diferencia en la cantidad de comida que consumes en cada comida.

5. No te saltes comidas.

Es importante mantener una dieta saludable y equilibrada para prevenir el hambre. Evita saltar comidas, ya que esto te hará sentir hambre más tarde. Es mejor comer comidas algo más pequeñas con regularidad para mantener el nivel de energía y limitar la sensación de hambre.

6. Limita los alimentos chatarra y ultraprocesados.

Los alimentos chatarra y los alimentos ultraprocesados son bajos en nutrientes, con un alto contenido de grasas y calorías. Estos alimentos a menudo desencadenan el hambre, haciendo que se desee comer más aún. Limita el consumo de alimentos de este tipo para mantener el hambre bajo control.

Ahora que conoces estos consejos, es mucho más fácil aprender cómo no sentir hambre. Intenta combinar estas tácticas con una dieta balanceada, un estilo de vida saludable y estar en contacto con un profesional de la salud para ayudarte a evitar el hambre de forma segura y saludable.

Cómo no sentir hambre

La sensación de hambre es una señal que el cuerpo enviar para decirte que es hora de comer. Pero, ¿qué pasa si no quieres comer?

Apaciguar el hambre

A veces, apaciguar el hambre antes de comer puede ayudarte a resistir los antojos. Puedes tratar de:

  • Agua: beber un vaso grande de agua para darte la sensación de llenura
  • Café sin cafeína: beber una taza de café sin cafeína para evitar los antojos
  • Té: beber una taza de té sin azúcar para aumentar los niveles de energía y combatir la fatiga
  • Masticar chicle: masticar un chicle sin azúcar para mantener los antojos a raya

Alimentos nutricionales

También puedes optar por comer alimentos nutritivos que te ayudarán a controlar los antojos. Los alimentos que debes evitar son los alimentos ricos en grasas y azúcar, los alimentos procesados y aquellos que tienen un alto contenido de calorías. En su lugar, prueba con alimentos como:

  • Frutas: comer frutas como manzanas, plátanos, etc
  • Verduras: comer verduras crudas o cocidas tales como zanahorias, espinacas, coliflor, etc
  • Proteínas: comer alimentos ricos en proteínas como huevos, atún, tofu, etc.
  • Granos: optar por alimentos ricos en granos como avena, quinua, arroz integral, etc.

Ejercicio físico

El ejercicio no sólo aumenta tu energía, sino que también puede ayudarte a apaciguar el hambre y aumentar tu metabolismo. Si eres principiante, prueba con ejercicios de bajo impacto, como caminatas o ciclismo. Otra opción es practicar yoga o pilates.

Dormir

El descanso adecuado también puede ayudar a controlar el hambre. El cuerpo necesita descansar para recuperarse, y una buena noche de sueño contribuye a mantener los niveles de energía equilibrados y reducir el hambre.

Mantenerse motivado

Es importante recordar que mantener la motivación es la clave para no sentir hambre. Prueba con mantener un diario de alimentos para ayudarte a seguir un estilo de vida saludable. También puedes intentar recompensarte por tus logros.