Como Preparar Repollo Guisado


Cómo Preparar Repollo Guisado

Ingredientes

  • 2 tazas de col repollada
  • 1 cebolla picada
  • 1 diente de ajo picado
  • 1/2 taza de caldo de pollo
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal y pimienta

Preparación

  1. En una sartén antiadherente con aceite a fuego medio, pon la cebolla y el ajo y déjalos pochar unos minutos.
  2. Agrega la col repollada y mézclala con el sofrito de cebolla y ajo.
  3. Añade el caldo de pollo y deja cocinar el repollo durante unos 10-12 minutos.
  4. Una vez hecho el guisado, retíralo del fuego y sirve.
  5. Si lo deseas, puedes añadirle un poco de sal o pimienta al gusto.

Gastronomía vegetariana

Para aquellos que quieren prepararlo con una versión vegetariana, se puede substituir las dos cucharadas de aceite de oliva usado para el sofrito por una cucharada de aceite de coco y el caldo de pollo por agua o caldo de verduras.

¿Cuál es el repollo?

capitata, repollo, col repollo​ o col cerrada, es una planta comestible de la familia de las Brasicáceas, y una herbácea bienal, cultivada como anual, cuyas hojas lisas forman un característico cogollo compacto. Si bien es una verdura es usada para preparar ensaladas, sopas, purés, potajes y más.

¿Qué hacer para que no hinche el repollo?

Ante la flatulencia natural del repollo conviene cocerlo con comino. Añadiremos una cucharadita de comino en polvo en el agua de cocción. Clavo o un poco de hinojo en la olla también nos van a ayudar. También, hemos de prestar atención a la capacidad de absorción, ya que una proporción agua-repollo adecuada ayudará a reducir la cantidad de gas formado. Por último, utilizar sal entre 1-2 cucharadas de café conforme a la capacidad de absorción del repollo ayudará a suavizar el sabor.

¿Qué pasa si como repollo cocido?

Usa el agua de cocer repollo como tónico, (la cuelas en un botecito difusor), verás como mejoran los granitos sin que se irrite la piel. El repollo es un alimento detox, ayuda a eliminar toxinas y además al tener vitamina C tiene efecto antioxidante. Consumir algunas veces al mes repollo (sobre todo uno cocido) te hará sentirte más saludable y completa. El repollo también puede ser una aportación muy saludable en cualquier plato. Aporta vitaminas, minerales y fibra. Así que es una buena forma de incluir un alimento saludable en toda la dieta.

¿Qué diferencia hay entre el repollo y la col?

El repollo y la col podrían confundirse, pero te contamos cómo diferenciarlos: mientras que en las hojas de la col sus venas están muy marcadas, en las hojas del repollo lo están mucho menos, por lo que son más lisas. Además, forman un cogollo más pequeño y compacto que en la col de toda la vida. La col es más ancha al final mientras que el repollo tiene forma redondeada. En el sabor también hay diferencias, la col es más ácida mientras que el repollo tiene un sabor más suave.

Cómo Preparar Repollo Guisado

El repollo guisado es un delicioso platillo que se puede servir de acompañamiento para muchos platos típicos de la cocina mexicana. Esta receta es fácil de hacer y se prepara en un lapso de tiempo muy corto. A continuación te diremos cómo preparar repollo guisado en casa.

Ingredientes

  • 2 libras de repollo (cortado en finas rodajas)
  • 1 cebolla (cortada en rodajas finas)
  • 2 dientes de ajo (picados)
  • 1 taza de agua
  • 3 cucharadas de aceite
  • Sal al gusto
  • Pimienta molida al gusto

Pasos para Preparar el Repollo Guisado

  1. Calienta el aceite en una olla o cazuela hasta que esté bien caliente.
  2. Agrega la cebolla y sofríela durante unos 3 minutos.
  3. Agrega los dientes de ajo y sofríe durante un minuto más.
  4. Agrega el repollo y revuelve hasta que se mezcle bien con los demás ingredientes.
  5. Agrega la sal y pimienta y revuelve bien.
  6. Agrega la taza de agua y deja que los vegetales se cocinen por 10 minutos más.
  7. Revuelve el repollo de vez en cuando para que no se pegue al fondo de la olla.
  8. Cuando el repollo esté bien cocido, retíralo del fuego y sirve caliente.

¡Eso es todo! Ya has descubierto cómo hacer un delicioso repollo guisado. Es ideal para servir como acompañamiento para tacos, burritos, ensaladas, tortillas y mucho más. ¡A disfrutar!