Como Quitar Un Espolon en El Talon


Cómo Quitar Un Espolón En El Talón

¿Qué es un huso?

Un espolón es una protuberancia ósea o una área en forma de espinilla que se forma en las articulaciones. Estas protuberancias son comunes en el talón, ya que son el resultado de la desgaste de la estructura ósea debido al uso excesivo a lo largo del tiempo.

Causas

Los espolones en el talón se forman principalmente debido al uso excesivo, a la sobrecarga excesiva y a los procesos inflamatorios en la bota. Las condiciones de la columna vertebral, como la escoliosis, también pueden desencadenar la formación de espolones.

Los espolones generalmente afectan los ligamentos alrededor de la articulación, lo que causa una sobrecarga y rigidez en los tejidos. Esto puede llevar a una deformación permanente de la articulación y un dolor persistente.

Tratamiento

Existen varias maneras de tratar los espolones en el talón y estas variarán en función de la causa y la severidad de la condición:

  • Reposo en cama: los doctores pueden recomendar descansar, usar una férula para el pie o una bota para reducir la presión o la rigidez en el área afectada.
  • Terapia Física: las terapias para reducir el dolor y la inflamación, como la Terapia Ocupacional, Ultrasonido, Masajes, Terapia Fría y Calor son también muy útiles.
  • Cirugía: en los casos más graves, la cirugía puede ser la única manera de corregir la condición. El médico puede optar por remover el espolón, suavizarlo, ablandarlo o reparar los tejidos dañados.

Prevención

Para prevenir el desarrollo de espolones en el talón, se recomienda:

  • Usar zapatos cómodos y bien ajustados
  • Evitar caminar descalzo o en zapatos con taconazos
  • Realizar ejercicios para fortalecer los músculos alrededor del talón
  • Usar plantillas ortopédicas para reducir el dolor al caminar

Es importante consultar a un médico si se presentan síntomas como dolor en el talón al caminar. El médico puede diagnosticar la condición y recomendar un tratamiento adecuado.

¿Qué medicamento es bueno para el espolón calcáneo?

Si los espolones óseos te causan dolor, el médico puede recomendarte analgésicos de venta libre, como paracetamol (acetaminofeno) (Tylenol u otros), ibuprofeno (Advil, Motrin IB u otros) o naproxeno sódico (Aleve u otros). Es posible que te receten una medicación de mayor potencia, como hipérico, opioides u otros tipos de analgésicos. También puedes usar inyecciones, como esteroides, en el sitio donde hay espolones óseos para aliviar el dolor. Estas inyecciones pueden mejorar el dolor hasta por cinco meses. Las inyecciones de esteroides o de la misma solución salina pueden ayudar a reducir la inflamación.

¿Por qué salen los espolones en los talones?

Una de las causas más comunes de los espolones en pies es la fascitis plantar. Esta enfermedad provoca la inflamación de los tejidos del calcáneo, es decir, el hueso del talón de pie. La razón es que el cuerpo puede producir hueso adicional para lidiar con la presión extra sobre los pies. Esto puede ocurrir por actividades que impliquen el uso de los pies de forma repetitiva o por un calzado inadecuado, como zapatos demasiado ajustados o con una plantilla demasiado suave. También pueden aparecer por motivos hereditarios, como la falta de amortiguación en los pies al andar, o por un desequilibrio muscular.

¿Cómo quitar un espolón de forma natural?

Aplica frío en el talón para aliviar el espolón Envuelve un cubito de hielo en un paño y aplícalo sobre el espolón, Deja que actúe durante unos 10 o 15 minutos, También puedes colocar una compresa helada directamente después de hacer actividades físicas o caminar mucho tiempo.

Pon calcetines de algodón para reducir la presión alrededor del espolón.

Haz estiramientos en los pies para que el tendón se relaje.

Aplica un masaje suave alrededor del tendón afectado para estirar la zona.

Realiza ejercicios de equilibrio para fortalecer los músculos del pie.

Toma remedios naturales como el aceite de orégano para reducir la inflamación.

¿Qué es el espolón y cómo se quita?

Los espolones no son sino una calcificación que produce una excrecencia ósea puntiaguda sobre el calcáneo, la parte inferior del hueso del talón. La principal causa de espolones es una fascitis plantar que se ha vuelto crónica, debido a un diagnóstico tardío o un tratamiento inadecuado. El tratamiento para un espolón del talón varía en función de la severidad de los síntomas. El más común es la congelación, la cual implica la aplicación de hielo y de anestésicos locales y la inyección de un corticosteroide en la zona. Otros tratamientos pueden incluir la realización de ejercicios específicos para fortalecer los músculos de la zona, la aplicación de una férula, el uso de medicamentos antiinflamatorios no esteroideos para reducir el dolor y la inflamación y, en algunos casos, una cirugía para eliminar el espolón.