Como Tratar Una Perrilla


Cómo Tratar una Perrilla

Las perrillas comúnmente conocidas como calzones, son el resultado de una infección causada por un virus, llamado el virus del papiloma humano. Esta infección generalmente se desarrolla en la zona genital, pero también puede afectar a la boca, la garganta o los oídos.

Primero, identifique la fuente:

Para tratar las perrillas de forma más efectiva, es importante identificar la fuente de la infección. La forma más común de contagio es a través de relaciones sexuales sin protección. Una persona puede también transmitir el virus a través del contacto con alguien que tenga el virus. Este contacto puede incluir compartir ropa, toallas y utensilios de aseo. Si su pareja tiene el virus, es importante que ambos sean tratados.

Síntomas

Los síntomas de las verrugas genitales pueden ser:

  • Verrugas planas o Genitales: Estas son pequeñas protuberancias de color gris o marrón que se desarrollan en la zona genital, cerca del ano o de la boca.
  • Quemazón o irritación: Esta es una sensación de picazón, ardor o enrojecimiento de la piel, especialmente cerca de la zona infectada.
  • Dolor al orinar: Esto puede deberse a la irritación y enrojecimiento de la uretra.
  • Sangrado anormal: Puede producirse al tratar las verrugas genitales.

Tratamiento

¡No te preocupes! Si piensas que tienes perrillas, hay muchas formas de tratarlas de forma segura. Algunas de las opciones de tratamiento incluyen:

  • Podofilina: Esta es una solución líquida que está disponible con receta médica. La podofilina permanece en la piel durante horas, lo que permite un resultado más duradero.
  • Terapia con láser: Esta es una técnica de tratamiento rápida, expedita y efectiva. El láser genera un calor específico para destruir la piel infectada.
  • Tratamiento con luz ultravioleta: Esto incluye la exposición a la luz ultravioleta para destruir las perrillas.
  • Cirugía: Esta es una forma más invasiva de tratamiento, pero también es eficaz. Micropunciones se realizarán en la piel, lo que resultará en la muerte de la verruga.

Dado que el virus del papiloma humano puede causar cáncer, es importante que las perrillas se traten de manera oportuna. Si no se tratan, a largo plazo, podrían producirse lesiones inflamatorias crónicas, daño a los tejidos, infecciones y cáncer.

¿Cómo se quitan las perrillas y porqué salen?

Compresas con agua tibia: el calor puede lograr que el sebo acumulado salga a la superficie. Para utilizar este remedio tan sólo tendrás que mojar un paño limpio con agua templada y colocarlo en el ojo durante 5 minutos. Repite este proceso 3 veces al día.

Las perrillas son una acumulación de sebo en los bordes de los párpados, y a veces también de células muertas y polvo. Esto es normal y no hay nada de qué preocuparse. Pero si quieres eliminarlas, puedes probar alguno de los métodos naturales mencionados arriba.

¿Cómo eliminar una perrilla del ojo rápido?

Coloca una toalla tibia sobre el ojo cerrado. Vuelve a humedecer la toalla cuando pierda calor. Continúa haciéndolo entre 5 y 10 minutos. Luego, masajea el párpado delicadamente. Repetir esto dos o tres veces al día puede ayudar a que el orzuelo se drene solo. Si no hay mejoría, puedes probar con el uso de una compresa sobre el ojo en el área de la perrilla. Si los síntomas no mejoran después de un par de días, visita a tu médico para una evaluación.

¿Cómo quitar una perrilla en minutos?

Compresas de agua tibia Aplicar calor sobre el orzuelo ayudará a que el sebo acumulado salga a la superficie. Para ello, hay que sumergir un paño limpio en agua templada y colocarlo en los ojos durante cinco minutos, repitiendo el proceso alrededor de tres veces al día para conseguir un mejor resultado. Una alternativa es aplicar compresas de gasa con aceite de ricino, que también calientan la zona e inundan la perrilla con principios activos del aceite que ayudan a disolverla. Para realizarlo hay que colocar la compresa durante cinco minutos, tres veces al día, para conseguir un resultado rápido.

Cómo Tratar Una Perrilla

Una perrilla, también conocida como orzuelo, es una pequeña protuberancia inofensiva ubicada en la orilla de la parte exterior del ojo. Esto generalmente ocurre como resultado de una infección localizada y es considerablemente menos común en humanos que en los animales. Es importante entender cómo tratar una perrilla para ayudar a reducir los síntomas y acelerar su óptima salud.

Cómo Tratar Una Perrilla

  • Emplea un colirio recetado: Invierte en un colirio con un antibiótico, estéril y sin conservantes que un médico recetará. Esto conducirá a una mejora significativa en la apariencia de la perrilla.
  • Utiliza calor suave: Puedes poner una bala de algodón tibio durante algunos minutos al día para ayudar a prevenir la inflamación, pero nunca utilices calor directo o una bolsa caliente con agua directamente en el ojo.
  • Aplique compresas de hielo: Mezcla una parte de agua con cuatro partes de hielo, o usa una compresa para los ojos congelada para ayudar a reducir la hinchazón, la inflamación y el dolor.-
  • Haga una limpieza profunda: Use una toalla caliente para ayudar a limpiar con suavidad la zona debajo de los parpados. Esto reduce la cavidad de aceite que crea un ambiente propicio para una infección.

Es muy importante que practiques una buena higiene para evitar que el ojo se contagie; la limpieza diaria y la desinfección con un suero salino suave son extremadamente recomendables. No exprima, corte o toque la perrilla.

Con el debido tratamiento y cuidado, el orzuelo generalmente se desaparece en dos semanas. Siempre acuda a un profesional de la salud si los síntomas no mejoran con el tratamiento doméstico o si hay enrojecimiento persistente o dolor intenso.